domingo, 8 de abril de 2018

SEGUNDO DOMINGO DE PASCUA Y FIESTA DE LA DIVINA MISERICORDIA: A SEGUIR CELEBRANDO... Y AMANDO

Seguimos de Pascua porque los cincuenta días que van del domingo de Resurrección al domingo de Pentecostés los seguimos celebrando con alegría pascual.
Y lo celebramos con una bienaventuranza: "Benditos los que saben creer con los ojos del corazón y de la confianza en vez de con sólo los ojos de la cabeza y de la ciencia."
La razón es un don que Dios nos ha dado y debemos hacer uso de ella siempre, pero la razón no nos puede cerrar las puertas de las maravillas que se le escapan.
Ser capaces de ver a Jesús en los demás es la mejor prueba de su Resurrección. Y ser capaces de meter nuestras manos en las heridas de los demás para curarlas es la mejor prueba de nuestra fe.





Y, aunque muchas veces las dudas nos asalten y vayamos haciendo equilibrios por una cuerda floja, nos sabemos en manos del Amor de los Amores. La Trinidad está en nosotros y nosotros en ella.


Y en este segundo Domingo de Pascua celebramos la fiesta de la Divina Misericordia, el amor tan grande que que Dios nos tiene y que nunca acabaremos de comprender, aunque sí lo podemos experimentar en nosotros mismos e intentar llevarlo a los demás.

martes, 3 de abril de 2018

MUY FELIZ PASCUA DE RESURRECCIÓN 2018

Estamos en los días siguientes de haber celebrado el acontecimiento más importante para los cristianos: la Resurrección de Jesús después de haberlo dado todo y de haberse dado todo por nosotros.
Pero, aunque se haya terminado la Semana Santa, con todo su arte y todas sus vacaciones, y hayamos tenido que volver al Cole, nosotros lo seguimos celebrando por todo lo alto porque, con su Resurrección, Jesús nos da la Vida con mayúscula, la Vida que no termina nunca jamás.
Y otra cosa de la que nunca nos cansamos es de felicitarnos entre nosotros y de darle a Jesús las gracias una y otra vez.
Además de las tarjetas, los dulces, los huevos de pascua..., la mejor manera de hacerlo es que nosotros también amemos y sirvamos mucho, como Él nos enseñó a hacerlo toda su vida y, especialmente, en su Última Cena (Jueves Santo); y, también, que aprendamos a ir entregando nuestra vida en ese amor y en ese servicio como Él lo hizo siempre y, especialmente, cuando murió (Viernes Santo).
Así habrá más Resurrección y más Vida en nuestro mundo, y menos dolor, sufrimiento y muertes (Domingo de Pascua, Domingo de Resurrección).
Triduo Pascual, Triduo de Amor a tope. Así se llama a los tres días más importantes de la Semana Santa. La última parte del Jueves Santo celebramos el darse, el servir y el quedarse con nosotros en el Pan y el Vino, el Viernes Santo celebramos el entregarse hasta dar la vida, el Sábado Santo guardamos Silencio y la primera parte del Domingo de Resurrección celebramos la explosión de Luz , Paz y Vida, que luego se extiende hasta la tarde.





domingo, 25 de marzo de 2018

DOMINGO DE RAMOS 2018: SER NOSOTROS MISMOS LAS PALMAS Y LOS RAMOS DE OLIVO

Hola, queridos alumnos y visitantes de este blog. Vuelvo a retomarlo tras las semanas de esta Cuaresma en la que no he podido publicar nada. La primera que lo siente soy yo porque es como si me faltara algo. Vamos a ver si esta vez busco fisquitos de tiempo para no tener que abandonarlo ni sentirme abandonada.
Y lo retomo en un día muy re-que-te-especial para todos los cristianos, el Domingo de Ramos, día en que celebramos que Jesús entró en Jerusalén montado en un burro para celebrar la Pascua con sus amigos a pesar de que sabía que las autoridades judías estaban buscando la mejor manera de sacarlo de en medio y día en que un montón de gente salió a recibirle con palmas y ramas de olivo, alfombrando el camino con sus túnicas y gritándole "¡Hosanna!".
Jesús siempre quiere entrar en nuestra vida y en nuestro corazón y celebrar con nosotros la Pascua de la Vida.
La mejor manera de acogerlo y recibirle a lo grande es acoger también a los demás que nos necesitan, es salir a recibirle saludándole con nuestras buenas acciones, es gritarle que estamos en el intento de ser sus instrumentos de salvación, es que nosotros mismos seamos las palmas y los ramos de olivo que le saluden y las túnicas que alfombren su camino con los mil y un colores del amor y la misericordia.
Así nadie nos podría callar y las piedras se quedarían con las ganas de cantar.







domingo, 18 de febrero de 2018

PRIMER DOMINGO DE CUARESMA: DEJAR DE LADO LO QUE NOS TIENTA A ALEJARNOS DEL AMOR

Los cristianos hemos empezado a celebrar la Cuaresma, tiempo para prepararnos para la Pascua, con la guía de la Palabra de Dios, brújula y GPS que nunca falla.
Y lo hacemos intentando dar de lado todo lo que nos tienta a dejar de amar y ser fiel a Jesús, y a ello nos invita el pasaje del Evangelio de hoy.





miércoles, 14 de febrero de 2018

MIÉRCOLES DE CENIZA, DÍA DE LOS ENAMORADOS Y COMIENZO DE LA CUARESMA

Hola, queridos alumnos, queridos visitantes y querido blog. Vuelvo a recomenzar de nuevo y a ver si la vida me deja no abandonar. Y lo hago en un día especial para nosotros.
Hoy los cristianos celebramos el Miércoles de Ceniza que este año coincide con la celebración  del día de San Valentín.
Puede parecer, a simple vista, que las dos celebraciones chocan. Puede parecer también que para retomar las publicaciones, tendría que crear dos  o tres entradas. Pero va a ser que no.
Que este año el Miércoles de Ceniza caiga un 14 de febrero nos habla del gran amor de Dios por nosotros al crearnos y coronarnos como reyes de su obra creadora.
"Somos polvo", pero creación de Dios. Decir eso no es menospreciarnos.
"Y al polvo volveremos" es comulgar con toda la maravilla con que el Amor de Dios nos ha besado en esa Creación. Y hablar de nuestra muerte no nos debe hacer olvidar nuestra condición de eternidad.
Nuestras faltas de amor nos hacen ser imperfectos y de ahí que hoy se nos recuerde la necesidad de arrepentirnos, convertirnos y creer en el Evangelio, pero también es un día para sabernos amados a pesar de nuestros fallos.
Que este año el Miércoles de Ceniza caiga un 14 de febrero nos habla del gran amor de Dios por nosotros con la vida entregada de su Hijo Jesús.
Jesús, el Amor hecho carne, le gusta el amor.
A partir de esta semana, comienza la Cuaresma, cuarenta días caminando con Jesús, que lo fue dejando todo por amor a nosotros mientras camina hacia su cruz para salvarnos. 
El amor romántico que hoy se celebra, cuando se ama de verdad, también está lleno de entregas, de renuncias, de sacrificios... y de dar la vida por el otro.
Por eso, jugando con el color morado del tiempo litúrgico de la cuaresma, vamos a limpiar nuestro corazón y a intentar ponernos moraos de amor. Amor por Dios, por los demás y por el mundo... para que llegue la Pascua a todos.







sábado, 20 de enero de 2018

BÚSQUEDA, ENCUENTRO, MISIÓN

Hola, querido Blog y un saludo también para tus visitantes. Vuelvo a retomarte y espero que con fundamento, a ver si puedo dedicarte más tiempo, el que te mereces.
No quiero dejar atrás el mensaje del pasaje del Evangelio del domingo pasado, del que no pude publicar nada, antes de ver el de mañana.
Con Jesús, las búsquedas terminan en encuentros que te cambian la vida para siempre. Les pasó a los primeros discípulos y nos pasa a nosotros también. Si queremos, claro. Y si tenemos claro lo que queremos.
Juan Bautista ya se lo dijo a sus seguidores, que Jesús era guay y el único a quien merecía la pena conocer y seguir. Y sus discípulos se fueron con Jesús y se quedaron con Él.





Y el de mañana nos habla de la llamada de Jesús a seguirle y a convertirnos en pescadores de hombres. ¡Qué hermosa misión! Ser pescadores de hombres quiere decir sacar a personas de situaciones difíciles.






domingo, 7 de enero de 2018

VUELTA AL COLE TRAS LA NAVIDAD

Y vuelta al cole después de estas vacaciones de Navidad, después de las fiestas del Nacimiento de Jesús.
Y después de las carreras, los regalos, las visitas, las cabalgatas... compis y profes volveremos a encontrarnos y a estar juntos para afrontar un nuevo trimestre, con sus madrugones y sus obligaciones. El primer día siempre se presenta difícil, pero procuraremos suavizarlo contándonos las cosas que hemos hecho o descubierto, los regalos que hemos recibido... y en poco tiempo volveremos a acostumbrarnos a nuestras rutinas.